Afiliados Élite (00/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK

Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Ir abajo

Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Xerxes Break el Sáb Ene 18, 2014 7:10 pm

El Sol despertaba de entre las montañas, ahogando con su abrazo la luz de las estrellas, poniendo así fin a la madrugada. El viento frío mecía a los árboles, llevando consigo los pétalos de cerezos que reflejaban en el aire la luz del sol naciente. Sin duda todo un espectáculo de luces y colores para la visa, que enternecería incluso el corazón del hombre más rudo.

Pero había personas que por desgracia no podía disfrutar de aquel espectáculo. Xerxes era una de esas personas.

Por mucho que guiase su ojo carmesí al horizonte siempre vería lo mismo, oscuridad, una fría y perpetua oscuridad que lo perseguiría hasta el fin de sus días. Sin embargo, lejos de desanimarse, siempre llevaba una sonrisa en sus labios. Y al escuchar el primer cantar de los aves a primera hora de la mañana, reanudo su marcha guiando su vista vacía hacia adelante.

Con una camisa morada junto con una corbata en volándos purpura, unos pantalones de color negro, unas botas cortas color blanco con adornos morados y un distintivo abrigo de color blanco que empieza desde abajo de los hombros y un bastón negro, iba caminando por un camino de piedra, golpeando con el bastón dicho camino, prestando atención al eco que luego regresaba.

Caminaba sin parase, dejándose acariciar por aquel viento frío que le hablaba. Sí, le hablaba, traía consigo olores y sonidos que muchos ignoraban. Alzo su mano vacía, recogiendo uno de los pétalos que el viento llevaba. Lo acarició y se lo llevo a la nariz, mientras cerraba su único ojo.

-Parece que hay un bonito día-Susurro con una sonrisa volviendo a liberar el pétalo al viento, en ese momento volvió a golpear el camino con el bastón y a los pocos segundos, cuando regreso el débil eco, alzo su ojo carmesí sobre las copas de los árboles- Parece que ya llegué.

Ante él se alzaba un edificio muy grande de varias estructuras unidas entre sí, con algunas de esas sentadas encima de los demás, generando una imponente estructura alargada recordando a una pirámide adornada por una multitud de fachadas, ventanas y pilares, así como por algunas torres puntiagudas que sobresalen hacia arriba desde su parte superior. La base del gremio Sabertooht.

_________________
avatar
Xerxes Break
Sabertooth
Sabertooth

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 16/01/2014
Edad : 23
Localización : Con Dante

Datos del Mago
Rango: A
Nivel: 6
Experiencia:
18/50  (18/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 8:01 pm

A las sombras de una esquina se encontraba la asocial maga Elizabeth con su cabello recogido y sus “ropas” habituales, todos en el lugar se encontraban hablando y bebiendo como era costumbre en el gremio. ¡Asco! Simplemente asco, es lo que sentiría la señorita, pero. Podía tolerar aquel despelote pues se encontraba perdida en su mundo, sus pensamientos.

Pero un minúsculo sonido, un toqueteo en la puerta llamo su atención, la bulla parecía no cesar ante esos minúsculos toques que parecían llegar desde la puerta de entrada, ver tanto desgraciado desperdiciar su vida en el licor dañándose los órganos con cada sorbo de ese veneno, era repugnante para ella  – ¿Estos bastardos no piensan abrir la puerta? – susurró a sus adentros la damisela, observando a sus supuestos camaradas con una mirada fría y sería, no podía tolerar tal comportamiento de su gremio, ignorar que alguien llamaba a la puerta era imperdonable para una mujer tan recta como lo es la rubia, lentamente movió su espalda de la frialdad de la pared, para caminar lentamente hasta la puerta, el simple sonido de sus pasos dejo atónitos a los presentes, solo eso era más que suficiente, luego de un chasquido de dedos cerraron los picos, para observar a la persona más misteriosa del gremio dirigirse hacia la puerta, muchos la conocían otros simplemente se habían callado por no saber quién era.

Algo estaba claro, ella no era la típica señorita en apuros, abrió las puerta para ver quien se encontraba llamando – ¡Buenos días, bienvenido a Sabertooth! – Exclamó poco delicada, pero le resultaba extraño, pues el ente frente a ella utilizaba un bastón de esos que usan los ancianos con ceguera, no parecía notar nada raro en su mirada, quien sabe, probablemente estaba ante alguien aun más misterioso de lo que ella lo es.

Se sentía dudosa, tal vez ese señor estaba perdido, ¿Buscaba su casa tal vez? – Disculpe ¿no está perdido? – Pregunto al extraño ser que acababa de llegar, tal vez quería unirse al gremio, aunque no parecía un guerrero con las prendas de don juan que cargaba, que de por si. Ya eran espectaculares, esperaba la respuesta el sujeto de cabello blanco, para confirmar que quien había llegado deseoso de unirse a uno de los gremios más poderosos de Fiore.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Xerxes Break el Sáb Ene 18, 2014 8:47 pm

Xerxes subió unos peldaños acercándose a la puerta, hasta quedarse a cierta distancia de ella. Entonces alargo su bastón, dando unos ligeros toques a la puerta, esperando a que alguien le respondiese abriendo la puerta. Podía intuir unos leves sonidos del interior, eran personas. Así que el lugar no estaba desocupado.

Por fin obtuvo su respuesta, los sonidos se apagaron y el eco de unos pasos se acercaba, haciéndose más y más fuertes. Eran unos pasos elegantes que calzaban tacones, una mujer acudía a abrirle. Sin embargo eran firmes y seguros, no era una mujer cualquiera, era fuerte.

Poco después de que los pasos terminaron la puerta se abrió, lenta y pesadamente, y acto seguido Xerxes alzo su mirada vacía hacia el lugar que provenía aquella voz que le daba la bienvenida.

Como sospechaba, pertenecía a una mujer fuerte y decidida, no esperaba menos de Sabertooth. Pero luego la voz se torno más dulce y suave, una voz que le recordaba a la de una de un simple chiquilla.

Su sonrisa se torno más amplia ante tan rebeladora voz, y cerrando su ojo hizo una reverencia.

-Saludos joven dama, le agradezco su amabilidad -Le contesto volviendo a dirigir su mirada hacia ella- Pero no, no estoy perdido, vine aquí expresamente a convertirme en mago de tan prestigioso gremio -Dijo seguido de una suave risa.

_________________
avatar
Xerxes Break
Sabertooth
Sabertooth

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 16/01/2014
Edad : 23
Localización : Con Dante

Datos del Mago
Rango: A
Nivel: 6
Experiencia:
18/50  (18/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 10:14 pm

- De acuerdo – Pensó, ante las palabras del sujeto albino que recién hacia su entrada al prestigioso gremio de nombre Sabertooth, ahora debía cambiar su tono de voz con la nueva alma que se uniría al gremio, ya que sería un nuevo miembro debía ser tratado como tal, los susurros comenzaban a escucharse por todo el clan, algunas de las palabras que se podían escuchar eran de personas asombradas, ella le dirigía la palabra a alguien a la por primera vez – Le ha hablado a alguien – Se miraban todos anonadados – ¿Entonces si tiene lengua? - se escucho el susurro, no lo podían creer. Era la primera vez que Elizabeth le dirigía la palabra a alguien, pero aquellos murmullos no fueron de su agrado, lentamente camino hasta ese sujeto que la había hecho molestar, con su frase “¿Entonces tiene lengua?” – Tengo lengua, se la arranque al sujeto que hizo bromas conmigo –  susurro a los oídos del bromista, asegurándose de que solo este pudiera escucharlo, obviamente todo era mentira, pero.. el impacto y el miedo que ese payaso había sentido, lo hizo desmayarse derramando su bebida por todo el suelo. Ya habiendo puesto al bromista en su lugar camino hasta el frente, donde todos la podrían escuchar mejor.

Luego de llevar su puño hasta su boca y afinar un poco su voz, decidió dedicarle unas hermosas palabras a su gremio, algo que necesitaban urgente, la disciplina no se podía observar en ningún lado, ella giro su mirada hacia el sujeto que había susurrado tales palabras como “Tiene lengua” de seguro había preferido que la tierra lo tragara vivo, pero la dama de hierro lo había puesto en su lugar.

- ¡Bueno bastardos! ¡Ha llegado un integrante nuevo al gremio, espero que sea bien recibido aquí! ¿!Entendido!? -Exclamo para luego retirarse a las sombras del rincón donde  había estado con anterioridad, las miradas le seguían asustadas, pero ahora todos en el área estaban más calmados y hablando en un tono de voz aceptable, la sensación de tranquilidad que se podía sentir era mucho mejor, a la sensación ruidosa y asquerosa que se había sentido antes de la llegada del nuevo, ahora parecía un gremio de gente decente.

Elizabeth desde las sombras de la pared observaba los movimientos del recién llegado, para ver que también lograba comunicarse con los miembros de lo que sería su nuevo hogar, con su nueva familia. ¿Le iría bien el primer día? ..O ¿Sería un rechazado mas del grupo? Solo sus acciones decidirían su destino en la jaula a la que había decidido entrar, le deseaba lo mejor.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Xerxes Break el Sáb Ene 18, 2014 11:34 pm

Siguió sin vacilar a la jovén, sin perder los sonidos de sus pasos. Escuchaba ya desde lejos los susurros del resto de personas que conformaban el gremio, decían cosas referente a la muchacha, se vislumbraba burla pero cierto temor en sus susurros.

Empezó a girar la cabeza a ambos lados de la sala, guiando su ojo carmesí hacia aquellas voces, quedándose en el centro de la sala cuando escucho sus pasos caminar con cierta irritación, cambiando inesperadamente su rumbo hacía una de aquellas voces..

-Interesante -Pensó esbozó una aún más amplia sonrisa después de notar como toda la sala se quedo en silencio, sabía que algo interesadamente estaba pasando en aquel punto, para el oscuro, en el que clavaba la vista de su ojo.

Momentos después escucho la voz de la joven susurrar al oído de uno de aquellos hombres que la insulto, para después escuchar caer el peso de un cuerpo en el suelo. No escucho un golpe previo, por lo que se había desmayado el mismo, hecho que le resultaba aún más gracioso. Eran como ovejas descarriadas que temían a su pastora, porque en lugar de esquilar les la lana se comería a las ovejas, y por el miedo que intuía en las voces, probablemente ya se hubiese comido a algunas de ellas.

Seguido la chiquilla se aventuro a un lugar de la sala, desde la que percibía una mejor audición, para empezar a hablar al resto de ovejas asustadas. Solo miró al lugar escuchando la divertida situación, por lo menos para él, entendiendo que le cedía la palabra.

Luego después que la chiquilla, que no hablaba como una, se sentara en lo que él suponía como su sitio, propino un fuerte pero elegante golpe en el suelo con el pie de su bastón. El sonido retumbo por toda la sala unos segundos, lo que el sirvió para imaginar el tamaño de la sale en su mente y así atraer la atención del resto de los integrantes de la sala.

-Bien señoritas... -Dijo apropósito con una suave risa, sacando de una bolsa que llevaba en su cadera una paleta de dulce de colores, para luego lamerla de abajo a arriba lentamente y relamiéndose después los labios- ...Dejen sus rostros preocupados de lado...-Comenzó a caminar entre los hombres, golpeando suave con su bastón en las patas de las sillas o pasando su manos libre por los respaldos de estas o lo hombros de aquellos hombres- ...Diviértanse, adelante, armen juerga, celebren cualquier cosa, beban, coman, ¡o visiten agradables compañías! Ya saben a que me refiero... -Anunció, escuchando unas leves risas y como empezaban a charlar entre ellos animadamente pero tímidos.

Entonces se llevo la paleta de nuevo a la boca, arrancando un trozo de la golosina con un sonido crujiente que pareció recorrer toda la sala, entonces continuó hablando- Pero yo en vuestro lugar estaría alerta. Existen allí fuera gremios oscuros, demonios y otros seres horribles que ni conoceís; y en cualquier momento, incluso mañana mismo, podrían presentarse aquí dispuestos a eliminar a lo que ellos consideran como basura, es decir, vosotros. Algún día vendrá el lobo, y devorara a las ovejas... y si lo consigue entonces ya no habrá nada que celebrar -Termino de hablar dando un nuevo golpe con el bastón en el suelo, dirigiendo sus pasos cuidadosos pero elegantes hacía la muchacha, parándose un momento cuando estuvo a unos metros de ella.

Entonces volteo ligeramente la cabeza, mirando de reojo hacia al oscuro punto donde se encontraban antes aquellas voces, soltando un pequeña risa- Por cierto soy Xerxes Break, encantado -Finalizo para llevar su vista vacía a la muchacha con una sonrisa, todas las voces habían callado de nuevo hace rato. Eran aquellos momentos en el que se lamentaba no poder ver la cara de aquellos hombres.

Luego estando al lado la muchacha paso su mano en lo que él intuía como el respaldo de una silla vacía-¿Me permite sentarme a su lado señorita? -Le pregunto educado mirándola, dejando que ella buscase su ojo.

_________________
avatar
Xerxes Break
Sabertooth
Sabertooth

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 16/01/2014
Edad : 23
Localización : Con Dante

Datos del Mago
Rango: A
Nivel: 6
Experiencia:
18/50  (18/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 2:43 pm

- ¿Señoritas? – pensó observando. El albino había dado un pequeño discurso para que los miembros lo pudieran conocer mejor, aunque a ella ya le parecía otro payaso mas del grupo, por unos momentos comenzó a odiarlo cuando intento alborotar a quienes se encontraban ya en calma, cuando saco la paleta y la mordió el sonido del dulce rompiéndose era una especie de contaminación sónica para los oídos de Elizabeth, el nuevo integrante no tenía ni cinco minutos de haber llegado, y ya sentía que no lo soportaba, quería arrastrarlo por el suelo del gremio y limpiar la suciedad con sus fachas, - ¿Tendré que soportar esto también? - eso pensó, mientras tocaba su frente con el guante, las posibilidades de que ese sujeto y ella llegaran a tener una especie de amistad serían más distantes que llegar a la luna, supuso eso hasta que el se acerco a ella.

El ente recién llegado pedía sentarse junto a ella - ¿Eh? – murmuró a sus adentros, también era la primera vez que alguien quería la compañía de la dama de hierro, no estaba acostumbrada a socializar, mucho menos con alguien recién llegado.. pero trataría de hacer lo mejor que pudiera, el sujeto era nuevo. Ella había mencionado que se le diera un buen trato, así que no podía simplemente rechazar su oferta de sentarse junto a ella, tal vez estaría junto a él unos minutos y luego se retiraría.  

- Usualmente no socializo con miembros del gremio, pero contigo hare una excepción – le menciono al muchacho de nombre Xerxes, mientras observaba ese hermoso ojo carmesí.

- Mi nombre es Elizabeth Baratheon, espero que tu estadía en el gremio, sea de lo más agradable – murmuró mientras observaba como el resto del gremio a espaldas del sujeto de cabello blanco quedaba en shock, no había rechazado la presencia del nuevo integrante, igual no podía hacerlo. Al ser una mujer de pocas palabras no sabía que preguntarle a su invitado, pero trataría de hacer lo mejor.

- ¿Sabías que los dulces Provocan caries? – No, estaba a punto de soltar tales palabras, así que fue por  una pregunta más decente para comenzar.

- ¿Que te atrajo a este gremio? Según tengo entendido, hay muchos más gremios en Fiore, pero me gustaría saber ¿Por qué este de tantos? También pareces ser alguien interesante, cuéntame de ti. – murmuró mientras cruzaba sus brazos esperando respuesta del peli blanco, ni ella misma se creía lo que había preguntado, su interés era tan nulo como cuando a un perro se le da ensalada, pero quien sabe. Tal vez se equivocaba. Probablemente ese sujeto sentado frente a ella sería uno de los primeros amigos que tendría en el gremio, no. En realidad existía la posibilidad de que fuera su primer amigo, luego de que su único amigo en la vida falleciera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Xerxes Break el Dom Ene 19, 2014 3:49 pm

Le dedicó una suave risa sentándose a su lado, mientras escuchaba atentamente sus palabras. No se detectaba ni un ápice de debilidad en su tono de voz, que pese a ser amable lo trataba con indiferencia. Pero desde que le pregunto tardo un poco en responder- ¿Timidez?- Pensó Xerxes, riendo en su mente.

-Es un placer, Eliza-sama -Se limito a contestar, mientras mordía de nuevo la paleta dulce, llevando su mirada al frente, en el techo, como si tratase de contemplar su propio cielo. Un cielo de noche, sin estrellas ni luna. Una noche sin alma, perpetua y oscura.

Pese a no desviar su mirada la atención de Xerxes se centro de nuevo en Elizabeth, que le comenzó a hablar de nuevo. Pareciese que le costara hablar, intentando ser amable con él. Sus preguntas le hizo cerra su ojo y suspirar, para luego bucear en sus recuerdos, recuerdos que le gustaría olvidar.

Pese a ello seguía con su típica sonrisa en sus labios, terminando con un último mordisco lo que quedaba de paleta y dejando el palito de está en su boca, relamiendo los últimos resquicios de dulzura que le quedaban.

-Vera my lady, si empezase a contar todo desde el principio podría caer la noche y aún no haber terminado mis motivos... -hizo una pausa, mientras seguía rememorando recuerdos, buscando palabras adecuadas y no demasiado reveladoras para continuar- ..digamos que por una promesa, tuve que emprender un viaje, obligándome a abandonar mi hogar y así no dañar a aquellos que quiero y que me acogieron. Y en ese viaje me dedique a perfeccionar mi magia, y así lo hice, pero he llegado a un punto en que ya no puedo mejorar más -dijo riendo llevando de nuevo su ojo a ella mientras la sonreía- Necesitaba ayuda, ayuda de otras personas, que pudiesen darme un punto de vista, es difícil de explicar-susurro con cierta amargura y melancolía en su voz- Y durante mi viaje escuche de los gremios de magia y me informe de aquí había integrantes fuertes, muy fuertes, pensé que sería una buena influencia. Además, me cogía a solo una semana andado-Termino riendo.

Entonces saco una nueva paleta, poniéndosela a Elizabeth a la altura de su pecho para ofrecérsela:

-¿Quiere una my lady? Los dulces ayudan a purificar el alma -Le dijo sonriéndola ampliamente con su ojo cerrado.

_________________
avatar
Xerxes Break
Sabertooth
Sabertooth

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 16/01/2014
Edad : 23
Localización : Con Dante

Datos del Mago
Rango: A
Nivel: 6
Experiencia:
18/50  (18/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 9:43 pm

Nuevamente Xerxes masticaba la paleta de color rosa, el dulce rompiéndose en su boca generaba un sonido de verdad irritante para ella, quien casualmente odia muchas cosas. El muchacho parecía hacerlo a propósito, pero no creía que fuera así, el aun no sabía lo mucho que ella detestaba los dulces, al igual que las bebidas alcohólicas.

Se sentía bastante estresada, no solo debía ser agradable con él, sino que también debía soportar ese extraño gusto de él con los dulces,  pero por suerte el muchacho termino su paleta rápido, ella podía volver a respirar, ahora solo quedaba el palito que una vez sostuvo el dulce, el peli blanco parecía una persona bastante interesante, había contado sus razones para buscar un clan, también parecía ser alguien que había viajado bastante, y una persona de corazón noble.

Al finalizar con las respuestas de la pregunta que le había formulado la rubia, mientras este buscaba algo en sus bolsillos, decidió hablar – Xerxes, pareces ser alguien interesante. Me gustaría saber por cuales lugares has estado y.. – continuaba con sus brazos cruzados, y una ligera sonrisa se vio en su rostro, mientras mantenía sus ojos cerrados.

No termino de hablar, sus ojos se vieron saltones al observar la paleta que él oji rojo había sacado, se encontraba demasiado cerca  de ella “- ¿Quiere una my lady? Los dulces ayudan a purificar el alma –“ la cara de asco que había puesto Elizabeth no era nada normal, parecía sacada de una caricatura de alto calibre. - Señor, dame paciencia – Le rogó a Jesucristo donde fuera que estuviera, desde lo más profundo de su corazón.

- Lo lamento, estoy en abstención de azúcar – murmuró, mientras con su mano derecha alejaba la paleta, para continuar hablando en donde se suponía que había quedado, antes de que Xerxes sacara su veneno mortal.

- ¿Dónde habíamos quedado? – Pregunto.

- Ah, cierto. Los lugares en los que has estado y.. ¿Tu magia cual es? Si se puede saber.. – Pregunto bastante interesada, mientras esperaba paciente la respuesta del albino, también esperaba que este dejara de comer tanto dulce de una buena vez.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Xerxes Break el Dom Ene 19, 2014 10:59 pm

No pudo evitar una suave carcajada al notar como su mano era apartada con cierta brusquedad y escuchar su voz con un ligero tono de irritación que ella trataba de ocultar inútilmente, luego miro de nuevo hacia adelante antes de contestar:

-Perdone si la moleste con mi comportamiento -Dijo mordiendo la paleta que ella negó- ¿No le gustan los dulce? Lo lamento mucho pero, a mi me encantan- Comento saboreando el trozo en su boca que se deshacía lentamente- Lo curioso es, que antes a mí tampoco me gustaban. Yo era alguien muy serio, y ni siquiera a mi joven señora le permitía estas cosas típicas de lo niños, aunque sabía que a escondidas lo hacía y yo hacía la vista gorda -Soltó una suave carcajada llena de melancolía- Lo cierto era que poco a poco se convertía en una gran mujer... fue una pena lo que ocurrió-Hacía mención de sus recuerdos, arrancando con cierta brusquedad otro trozo de la paleta- Pero por muy serio que seas, cuando pierdes una parte importante de tí, a la larga empiezas a apreciar lo poco que te queda- Susurro, ya hacía rato que su ojo cansado se había clavado en el suelo con cierta tristeza, mas sin embargo Xerxes seguía sonriendo.

Luego con más alegría giro con rapidez la cabeza haciendo como que miraba a Elizabeth:
-¿Eso le ha incentivad más su interés, my lady? -Le pregunto sonriente con una risilla suave.

Seguido volvió a mirar al fondo de la sala donde los hombres volvieron a empezar a hablar entre ellos, algunos con cierta prisa, según intuía por sus pasos.

-He estado en muchísimos lugares... -Comenzó a hablar reanudando la conversación para responder a sus preguntas- Estuve en grandes mansiones de nobles, trabajando como sirviente y caballero, donde la música clásica llenaba el ambiente todo el día; en ciudades bulliciosas donde el ruido era constante; en ciudades asoladas por la Peste donde cada día se escuchaban llantos y pulular de las moscas hambrientas; en pequeños pueblos hogareños donde cada mañana se despertaba con el cantar de las pequeñas aves; en misteriosos bosques donde escuchaban las pequeñas pisadas de los duendecitos y los animales.... en muchos, muchos lugares... -decía entusiasmado dándole un último mordisco a su paleta- ... uso una magia un tanto peculiar, que sin duda me ha servido mucho en mis viajes, la magia sensitiva, Maguility Sense.


_________________
avatar
Xerxes Break
Sabertooth
Sabertooth

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 16/01/2014
Edad : 23
Localización : Con Dante

Datos del Mago
Rango: A
Nivel: 6
Experiencia:
18/50  (18/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Invitado el Lun Ene 20, 2014 11:52 pm

¿Para qué describir nuevamente lo que sintió al verlo masticar la chupeta? Hablaba entre risas aunque ella al no ser ciega, podía ver la tristeza en su mirada ¿Por qué razón estaba triste? No lo sabía, pero debía de suponer que esa mujer de la que tanto hablaba ya no se encontraba en este mundo por desgracia del destino, comprendía el dolor que él sentía, al igual que el. Ella había perdido a un ser querido.

- Tal vez.. – fue respuesta a lo de perder parte de sí mismos, Elizabeth había perdido parte de si misma también en su interior solo quedaban los recuerdos, recuerdos que la hacían continuar con su camino en la vida, recuerdos que la ayudaban a levantarse cuando se supone que todo está perdido, que la humanidad no era tan hueca como se nos quería pintar en los libros de historia, que aun quedaba esperanzas. Su padre era una de esas personas amables y de buen corazón, su madre una arpía que merecía quemarse en la llama eterna del infierno.

“-¿Eso le ha incentivad más su interés, my lady? –“

- Jum – No pudo evitar sonreír ante el comentario, Xerxes continuaba hablando, esta vez sobre los lugares en los que había estado, era una buena persona, las mansiones eran un lugar que Elizabeth jamás había pisado, su vida siempre había sido en los bosques, junto a las ratas y los conejos.

- Parece que has estado en varios lugares importantes.. – Musito, mientras continuaba – Yo también he estado en varios lugares, aunque con el nivel de lujo en cero, viví gran parte de mi vida en los bosques, sobreviviendo por mi cuenta, luchando contra monstruos y haciendo cada día más fuerte, en esos tiempos la amistad no valía nada, solo eran mis amigos los que después de muertos entraba en mi estomago para alimentarme, darme fuerza. Mi vida no fue nada delicada – suspiro.

- Pero, ahora estoy en un gremio, es increíble. Creí que nunca cambiaría en este ambiente lleno de tantos inútiles, pero te conocí, y siento que poco a poco podría cambiar, y sobre tu magia, parece ser interesante aunque no tengo ni la menor idea de cuál es, la mía es re-equip ¿Has escuchado de ella? – continuaba con la conversación, su curiosidad tal vez quería ir más allá, pero.. ¿Sería justo algo como lo que tenía pensado hacer?

A la dama de hierro le causaba intriga las habilidades del albino, ¿De qué se tratarían? Estaba dispuesta a luchar contra él para ver que sería capaz de hacer con esa supuesta magia sensitiva.

- Se que es muy pronto para algo como esto, pero.. ¿Eres yaoista? ¿Te gustaría un duelo contra mí? – musitó esperando con una sonrisa la respuesta de su nuevo amigo, y probablemente su nuevo rival.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Xerxes Break el Mar Ene 21, 2014 11:27 am

Xerxes percibió la pequeña risa casa inaudible que emitio la muchacha al sonreír, pero él hizo como que no se dio cuenta y se limitaba a sonreir mirando hacia adelante mientras el seguía hablando. Luego terminar de hablar de él la muchacha empezó a contar su historia.

Después, como si se tratase de un juego de mesa, comenzó su turno de escuchar con atención aquella voz femenina pero poderosa, aunque con un tono de emoción al rememorar. Sin duda su vida no fue delicada ni fácil, algo que en consecuencia le dio aquel carácter y fuerza a la niña. Básicamente intuyo que a estas alturas la chica solo era capaz de relajarse en un combate, dando lo mejor de sí.

No pudo evitar dejar escapar un suave risa cuando menciono lo del gremio y que él podía cambiar su aburrida estancia en él. Entonces comprendió que había conseguido hacerse con un pequeño hueco en su frío corazón de acero.

Aprovecho un pausa de ella para responder:

-Es todo un honor para mí saber eso saber eso. Y sí, conozco tu magia, la magia de Re-Equipar es mucho más común que la mía. Aunque es bastante útil en combate, sin duda deber ser una magnifica luchadora-Le comento respetuosamente mientras miraba a la oscura habitación de la que no podía vislumbrar nada.

Luego cuando ella menciono la posibilidad de realizar yaoi un duelo, su sonrísa se hizo mucho más amplia de lo que ya era, tornándose parecida a la de un siniestro payaso, y sin girar la cabeza la miro de reojo. Lo tomaría como el comienzo de una nueva amistad.

-Yes, my lady-Se limito a contestar, levantándose y apoyando ambas manos en su bastón- Salgamos a dar un paseo -Dijo con cierta risa irónica esperando que captase el mensaje.

_________________
avatar
Xerxes Break
Sabertooth
Sabertooth

Mensajes : 196
Fecha de inscripción : 16/01/2014
Edad : 23
Localización : Con Dante

Datos del Mago
Rango: A
Nivel: 6
Experiencia:
18/50  (18/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los petalos del destino viajan en el viento | Sabertooth último destino

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.